martes, 13 de noviembre de 2018

RESISTENCIA A ANTIBIÓTICOS, ES COSA NUESTRA!



Los antibióticos son fármacos capaces de eliminar bacterias o de parar su acción…y son eficaces! Sobre cómo empezó todo, fue Albert Flemming en 1928 cuando descubrió, por casualidad, que el hongo Penicillium liberaba una sustancia que funcionaba como antibiótico de la bacteria Staphylococcus aureus. A esta sustancia la llamó penicilina por el nombre de ese hongo. Después de probar este antibiótico en animales y humanos, y comprobar su eficacia en la eliminación de enfermedades graves, Flemming fue galardonado con un premio Nobel en 1945. Y fue a partir de entonces cuando el uso de antibióticos se generalizó y fue objetivo para las compañías farmacéuticas, que pudieron trabajar en la búsqueda de nuevas sustancias con el mismo efecto, pero frente a otros microorganismos.

De manera natural, nuestro sistema inmunitario dispone de una batería de células y moléculas preparadas para trabajar en la eliminación de la infección por múltiples patógenos. De hecho, hay pequeñas infecciones que pasan desapercibidas para nosotros, todo gracias a la eficacia de este sistema en su control.

Sin embargo, a pesar de la función tan importante del sistema inmune, y el gran avance en el control de enfermedades mortales que supuso la posible generación de antibióticos, nos enfrentamos a un problema muy importante en este nuevo siglo: las resistencias bacterianas a los antibióticos. ¿Qué supone la creación de nuevas resistencias por parte de las bacterias? Esto supone la pérdida de efecto del antibiótico para eliminar dichas bacterias, y por tanto la persistencia en el organismo de microorganismos patógenos frente a los que no tendremos herramientas de control.

En 2011, la Comisión Europea puso en conocimiento a los estados miembros sobre la necesidad de controlar el uso de antibióticos, por el peligro potencial que suponía su mal uso. En 2014 se puso en marcha en España el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) cuyo objetivo es reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencia a los antibióticos, y así, reducir el impacto de este problema sobre la salud de las personas y los animales, preservando de manera sostenible la eficacia de los antibióticos existentes. Se están llevando a cabo acciones de distinta índole a nivel nacional y también internacional para intentar concienciar sobre el problema que ya tenemos, y evitar que en un futuro nos encontremos desprovistos de antibióticos para muchas infecciones.

Y ante la sospecha de una infección, primero tenemos que asegurarnos de que el agente causante es una bacteria. Los antibióticos son ineficaces frente a las infecciones causadas por virus, por eso hay que consultar con el pediatra, tomar la temperatura del niño (fiebre más alta y empeorando con el tiempo suele ser bacteriana) y acudir a consulta evitando, por supuesto, la automedicación.

¿Qué tenemos que hacer cuando nuestro pediatra nos receta un antibiótico? Tenemos que tener en cuenta que la eficacia de los antibióticos es cosa de todos. Hemos de dar a nuestros hijos TODAS las dosis que nos indica el facultativo. No nos dejemos engañar por el bienestar de los primeros días tras las primeras tomas!!! Con esto evitaremos “advertir” a las bacterias del arma que estamos utilizando, y favorecer que ellas creen resistencias y se hagan así bacterias multirresistentes o como comúnmente se conocen…superbacterias.

Pero, según la Organización Mundial de la Salud y datos recientes resultado de la investigación científica, las tomas más cortas de antibiótico pueden ser igual de eficaces frente a algunas infecciones que las tomas más largas, se completan de forma más correcta y son más baratas.

Vamos a seguir los consejos de nuestros pediatras especialistas, a no fallar en las tomas de antibiótico, las justas e indicadas, y a dejar que trabaje nuestro sistema inmunitario con la ayuda de las fantásticas herramientas antibacterianas que tenemos disponibles.

Autora:
Dra. Esther Caparrós, profesora de Inmunología
Universidad Miguel Hernández, Alicante

Bibliografía
http://www.resistenciaantibioticos.es = web del Plan Nacional de Resistencia a Antibióticos
http://www.who.int= web de la Organización Mundial de la Salud
Imagen tomada de www.gnpviviresincreible.com.mx


martes, 30 de octubre de 2018

¿Halloween , Día de Todos los Santos , Día de los Difuntos,...?





Ambas festividades se celebran en medio mundo entre el 31 y el 1 de noviembre, pero existen diferencias y similitudes entre todas ellas, aunque sus orígenes se remontan a las costumbres celtas.

HALLOWEEN

La “Noche de Samhain“, fiesta pagana (31 de octubre), marcaba el fin del verano y de la cosecha. Ese día los “espíritus” visitaban el mundo mortal, por los que se encendían hogueras para ahuyentar a las almas negras y ayudar a otras a encontrar el caminos hacia la luz.
Lo que hoy en día conocemos como la Noche de las Brujas o Halloween, proviene de esta tradición celta, que con la inmigración europea a los Estados Unidos, principalmente la de los irlandeses católicos en 1846, derivó en  “All Hallows Eve”, (víspera de todos los santos) hasta lo que hoy conocemos como Halloween.  Uno de los símbolos que se mantiene es la de colocar una vela dentro de una calabaza, inspirándose en la leyenda de Jack-o- lantern. Con el tiempo se ha ido trasformando, quedándose en una celebración pagana festiva y alegre, y ya a partir del año 1930  se comenzó a celebrar como una fiesta en la que disfrazarse e ir de casa en casa pidiendo caramelos; “trick or treat?” (truco o trato).




DÍA DE TODOS LOS SANTOS

En Europa, los romanos adaptaron el “Samhain” a la fiesta de la cosecha y con la llegada del Cristianismo hacia el s. V a.C., se mantuvo la celebración pagana hasta que el Papa Gregorio III la instauró con la intención de honrar a todos los santos, conocidos y desconocidos.
En España, igual que en otros muchos países, el Día de Todos los Santos sirve para recordar y honrar a nuestros difuntos. Es habitual celebrar misas en memoria de los difuntos, y acudir al cementerio a llevar flores a los familiares que ya no están con nosotros.
Otra costumbre muy popular en España durante el día Todos los Santos, son las representaciones teatrales de Don Juan Tenorio de José Zorilla, una tradición relacionada con que parte de la obra transcurre en un cementerio.

EL DÍA DE LOS MUERTOS

El día siguiente de Todos los Santos es el Día de Muertos, otra celebraciónn católica destinada a orar por los muertos, celebración tradicional mexicana, de origen precolombino. La celebración se lleva a cabo durante dos días, el primero dedicado a los niños y el segundo a los adultos, donde todo es fiesta, alegría y desfiles con las famosas calaveras decoradas llamadas Catrinas.


La noche de Halloween, víspera del tradicional Día de Todos los Santos, se ha convertido por sí misma en una fecha destacada dentro de nuestro calendario, aunque sólo sea fiesta de manera oficiosa. Sí bien es cierto que, de momento en España y resto de Europa, está lejos del fervor por el 31 de octubre que tienen en Estados Unidos, la fecha cada vez adquiere más importancia. Cada vez es más habitual ver cómo los grandes centros comerciales y las televisiones prestan gran atención a esta fecha, un día que empuja al consumo de ambos. Pero aunque aún es difícil ver esas casas americanas decoradas, si que ya se está volviendo en algo tradicional, ver  familias y grupos de jóvenes disfrazados de vampiros, brujas o de cualquier o otro personaje de miedo, o con las cestas pidiendo caramelos.

Sea como fuere, la noche del próximo miércoles 31 de octubre veremos en nuestras calles decenas y decenas de grupos de jóvenes y no tan jóvenes disfrutando de una fiesta más; y es que en España no es muy difícil convencernos de celebrar cualquier cosa con la excusa de salir y disfrutar. Allá donde vayamos encontramos oferta de alimentación, (con menús destinados a Halloween); bisutería, maquillaje y complementos; disfraces y vestimentas; tanto en casa particulares, grupos vecinales o grandes superficies.
También desde el ámbito escolar nos invaden con esta oferta, principalmente desde la asignatura de inglés, desde la que se contagia el resto. 

Así que en estos días tenemos diversas opciones de celebración, que gracias a la globalización, conocemos y podemos adoptar, pudiendo elegir entre visitar y orar por nuestros ancestros, disfrazarnos e iluminar calabazas, hasta decorar calaveras convirtiéndolas en catrinas.

BIBLIOGRAFÍA: Wikipedia –
 Libro Los verdaderos orígenes de Halloween (Isaac Bonewits)
Artículo periódico ABC Halloween no nació en Estados Unidos: esta es la verdadera historia


AUTORA: Ainhoa Aguado García.
Técnico en Atención Temprana, CDIAT - APSA (Alicante).

martes, 16 de octubre de 2018

ADOLESCENTES, NUEVAS TECNOLOGÍAS Y CÓMO FOMENTAR SU BUEN USO



Facebook, Twitter, Whatsapp, Instagram…  todos estos nombres nos son familiares, forman parte de nuestra sociedad y, muy probablemente, gran parte de los que en este momento estéis leyendo este  artículo haréis un uso diario de alguno de ellos. Según el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2017 en España, el 84,6% de la población de 16 a 74 años hizo uso de las TIC, el dato de población de adolescentes que tuvieron acceso a la red sube hasta el 98%. Esta generación, la llamada “postmilenial” tiene integrado el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en sus hábitos diarios, gracias a ello, se les ha abierto un mundo del conocimiento: información, cercanía a sus personajes famosos favoritos, contacto con sus amistades, etc. Sin embargo, también se ha abierto un mundo nuevo de riesgos a los que hacer frente. Es por ello que los y las profesionales siempre recalcamos la necesidad de controlar la exposición de nuestras hijas y nuestros hijos a las TIC.


LOS RIESGOS


Como ya hemos comentado, estamos viviendo un cambio significativo en la manera que tienen los y las adolescentes de relacionarse con el entorno y con sus amistades. Los niños y las niñas tienen acceso cada vez más temprano a Internet, así como  a las redes sociales, lo que está propiciando que  jóvenes sea a través de las redes, con todo lo que conlleva. En el día a día, aumentan los casos de ciberacoso, en los que tanto en anonimato como la facilidad de difusión pueden llegar a ser armas importantes para los acosadores y las acosadoras.  No es difícil encontrar en los grupos de Whatsapp o en los perfiles de Instagram a jóvenes insultando a otros.


       Por otra parte, la globalización que pone las redes a tu alcance hace que sea sencillo conocer a gente de otros lugares sin salir de casa. Esto permite que muchas y muchos adolescentes mantengan contacto con personas a las que no conocen físicamente, solo a través de Internet.
Teniendo en cuenta la oportunidad que nos brindan las redes para crear perfiles falsos o para mantener el anonimato hace que muchas veces nuestros hijos y nuestras hijas puedan estar hablando con personas que no se corresponden con la realidad, con todos los riesgos que conlleva.

              En los últimos meses además, hemos podido ir conociendo retos o juegos (como la “Ballena azul”) que se les propone a aquellos que quieren llevarlos a cabo pudiendo poner en peligro sus vidas. Si tenemos en cuenta que, evolutivamente, en la adolescencia se vive una etapa de invulnerabilidad autopercibida  y el autonconocimiento, se convierten en objetivos perfectos para  las personas que están detrás de estos desafíos.

                Los riesgos que hemos presentado hasta ahora forman parte de una serie de circunstancias que se pueden considerar externas. Sin embargo, uno de los mayores problemas que estamos encontrando en la actualidad es la ciberadicción.

          Actualmente tenemos tan normalizado en nuestra vida cotidiana el uso de las TIC que no somos conscientes de la línea delgada que separa el uso normal abusivo de las mismas. Es por ello que debemos poner especial atención a aquellos signos de alerta que nos pueden estar indicando que estamos ante una patología por adicción a las TIC: cambios en la relación con amistades y familiares, pérdida de la noción y control del tiempo, cambios en el estado de ánimo, ansiedad, conversación monotemática o falta de sueño entre otros.

              Además, en los últimos años, numerosos estudios nos indican que hay una alta correlación entre el uso de las redes sociales y enfermedades como la obesidad, trastornos de conducta, etc.

PAUTAS PARA HACER UN BUEN USO DE LAS TIC.

Es por todo ello que os dejamos algunas pautas para favorecer un buen uso de las redes sociales en esta etapa adolescente:
  1. Intentad en la medida de lo posible que el uso de las TIC se lleve a cabo en presencia de adultos. Para ello, es recomendable que el ordenador esté en las zonas comunes de la casa o que solo tengan acceso al teléfono móvil cuando estéis presentes.
  2. Cread un clima de confianza en la familia. No juzguéis sus comportamientos, orientadles a que los corrijan. Por ejemplo, si observamos que ha colgado una foto que consideramos inapropiada, animadle a que la retire. Si en ese momento nos enfadamos y les obligamos a tomar otras medidas, es posible que una segunda vez no nos enteremos porque pierdan su confianza en nosotros.
  3. Es importante que conozcan los riesgos, así como ejemplos de niñas y niños a los que les haya pasado.
  4. Es necesario acotar el tiempo que pueden pasar con las nuevas tecnologías. Para ello estableced horario de uso que puedan aumentar o disminuir según su comportamiento diario.
  5. No usar las TIC durante los tiempos de comida o de reuniones familiares.
  6. Es interesante que tengáis de alguna manera acceso a sus perfiles en las redes. Es complicado que nos acepten como contacto por lo que una muy buena opción es hablar con algún primo o prima, hermana o hermano mayor así como de otros familiares cercanos con los que tengan más confianza.
  7. Estad atentos a las señales de alerta nos pueden estar indicando que se está produciendo una situación de riesgo: cambios en el comportamiento, en el estado de ánimo, ansiedad, aislamiento…
  8. Educad en valores positivos, mostrándoos intransigentes con aquellos comportamientos que impliquen faltas de respeto hacia los demás.
  9. Fomentad hábitos de vida y ocio favorables y al aire libre: deportes, cine, manualidades…
  10.  Es imprescindible que como madres y padres, demos ejemplo haciendo un uso responsable de las TIC. 

BIBLIOGRAFÍA

Díaz Ruiz R, Aladro Castañeda M. Relación entre el uso de las nuevas tecnologías y sobrepeso infantil como problema de salud pública. RqR Enfermería Comunitaria (Revista de SEAPA). 2016 Feb 4 (1): 46-51

Agreda M, Hinojo M, Aznar I. Estudio evaluativo del impacto de las nuevas tecnologías en la juventud y adolescencia en la provincia de Granada. Revista Estudios Hemisféricos y Polares. Voluen 7 Nº4 (2016): 61-77.

Arnaiz P, Cerezo F, Giménez AM, Maquillón JJ. Conductas de ciberadicción y experiencias de cyberbullying entre adolescentes. Anales de Psicología vol 32 nº3 Murcia oct 2016.

IMÁGENES

http://chihuahuanoticias.com/?p=150688
http://reporteroescolar.unir.net/2018/los-lisodas/noticias/ciberacoso-ciberbullying/669800227917/
http://educainternet.es/pictures/11933

Autora:
Mari García: Técnica en Intervención Psicopedagógica del CRAE San Vicente del Raspeig.

martes, 2 de octubre de 2018

¡STOP! ¿Qué podemos hacer ante una persona desconocida?




Muchas familias nos comentan sus preocupaciones, sus miedos, incertidumbres… y nos preguntan cómo hacer  o cómo actuar cuando surge alguna dificultad.

Una de estas dificultades es explicar a sus hijos y sus hijas a quién pueden abrazar o besar, a quién pueden contar determinadas cosas, o simplemente a quién pueden saludar y a quién no.

Nos explican que a menudo su hijo o su hija se acercan a personas desconocidas a saludarles con muestras de cariño (abrazos, besos, etc.), éstas suelen responder amablemente. Sin embargo, debemos FRENAR estas conductas: primero porque no es una conducta apropiada, y segundo porque debemos proteger a nuestros pequeños y a nuestras pequeñas, ya que desgraciadamente vivimos en una sociedad con ciertos peligros. Es difícil entender para un niño o una niña que a ciertas personas no les gusten estos gestos, que otras pueden hacerles mucho daño, o simplemente que debemos mantener distancias si o si con las personas que no conocemos. Del mismo modo, es difícil también poder explicárselo al resto de la familia, por eso desde APSA les ayudamos a gestionar y cómo afrontar estos momentos con las actividades que os reflejamos a continuación. 

Una de las estrategias que se utiliza es la actividad de los “círculos de confianza/de privacidad o de proximidad”. Esta estrategia visual fue desarrollada por T. Atwood en el 2002. Se creó para aprender a seleccionar temas conversacionales para personas con Síndrome de Asperger y se utilizó para asignar a cada grupo (círculo) temas de conversación adecuados, por ejemplo, a la familia se le puede contar un secreto, pero al cartero no.

Estos círculos se combinan con materiales específicos y se deben adaptar a cada persona. Así podemos ayudarle a saber qué decir o cómo comportarse. Como hemos dicho, se había creado para jóvenes con Síndrome de Asperger, pero como la mayoría de materiales, se puede utilizar con cualquier persona, con o sin necesidades específicas.


Como vemos en la imagen, se dibujan varios círculos concéntricos para explicar visualmente el concepto de proximidad afectiva. Al principio se explica qué ocurre en cada círculo, quién está en cada uno de ellos, qué se puede hacer/decir o cómo actuar con dicho grupo. El círculo central es el círculo del “YO”, el siguiente es el de la “FAMILIA”; este grupo social es el más íntimo, en el cual debe existir un grado de confianza muy alto. La persona debería sentirse libre de poder contarles cualquier cosa. El siguiente es el círculo de las “AMISTADES”, con los que podemos jugar, hablar de ciertas cosas, contar algunos secretos, etc. En el círculo de las “PERSONAS CONOCIDAS” más alejado del “YO”, pueden ser miembros de la escuela no considerados amistades u otros y otras menores del colegio, los miembros del barrio, etc. A esas personas podemos saludarlas, pero no contarles secretos, ni abrazarlas por ejemplo. El último círculo, el de los “PERSONAS DESCONOCIDAS” engloba todas aquellas personas a las que no conocemos, con las que no podemos hablar, a las que no podemos abrazar o besar, etc. Algunas veces podemos añadir más círculos, dividiendo algunos como por ejemplo “amistades íntimas” y “amistades”, en función del nivel de comprensión de la persona a la que le vayamos a explicar esos grados de confianza.


En cada círculo se colocan las fotos de los familiares, amistades, personas desconocidas… El nivel de comprensión del menor o de la menor debe ser lo suficientemente bueno como para poder diferenciar los grados de confianza según la proximidad al círculo “YO”, ya que son conceptos abstractos, al no tratarse de una proximidad física.

El libro “Mi mamá es verde y mi vecino naranja” de C. Floriano, F. Giles, I. Orjales y R. Toro (2008) es un buen recurso para explicar este concepto a partir de los seis años. Os dejamos el enlace por si es de vuestro interés: http://www.editorialcepe.es/titulo/mi-mama-es-verde-y-mi-vecino-naranja/


Como hemos comentado anteriormente, la metodología y los recursos utilizados dependen fundamentalmente de las capacidades de la persona en concreto, por lo que debemos adaptarnos y adaptar el material a esas capacidades para conseguir una buena comprensión y así llevar a la práctica los conocimientos adquiridos.  En ocasiones, hemos realizado un ajuste de este cuento, por ejemplo dejando solo dos colores: el verde para las personas conocidas (familia, amistades, etc.) y el rojo para las desconocidas.

                                                                                            Cdiat Villajoyosa

Ejemplo de la adaptación realizada del cuento “Mi mamá es verde y mi vecino naranja”

Si el nivel de comprensión es más bajo, éste cuento no es el recurso más conveniente, por lo que hemos planteado otra actividad más sencilla. Con la participación de los familiares, podemos añadir fotos de la familia y de algunas amistades del colegio, creando un material práctico y muy sencillo. La pequeña o el pequeño tienen que colocar en una de las dos columnas una determinada foto, según sea conocida o no. Siguiendo nuestras explicaciones y con la ayuda de los pictogramas de Arasaac deberá colocar cada foto en la columna correspondiente según lo que se pueda hacer/decir o no con las personas.


                                                                                            Cdiat Villajoyosa

Según el caso se adapta de una forma u otra, a algunas personas más visuales les ayudará tener un código de colores para hacer más evidente a las que “sí” puedo o “no” puedo.



                                                                                         Cdiat Villajoyosa

Para que ese aprendizaje sea funcional hay que seguir trabajando en el día a día: en la calle o en el parque, donde suele aparecer el problema. Para ello, podemos hacer tarjetas más pequeñas para que la familia pueda utilizar este recurso en el momento oportuno. Cuando se acerca a una persona desconocida, podemos enseñarle la tarjeta roja para que recuerde que no debe saludarle o besarle, es un recordatorio muy visual y sencillo que le ayudará a saber cómo comportarse.


Sabemos que cada persona es un mundo, por ello, es necesario conocerle y encontrar las mejores estrategias y recursos para personalizarlos y ayudarle a afrontar estas situaciones tan importantes de la vida.


BIBLIOGRAFÍA:

C. Floriano, F. Giles, I. Orjales y R. Toro (2008). Mi mamá es verde y mi vecino naranja. Madrid: CEPE.
ATWOOD, T. (2002). El síndrome de Asperger. Barcelona: Paidós.
MARTOS, J. et al. EQUIPO DELETREA (2006). Síndrome de Asperger: otra forma de aprender. Comunidad de Madrid.

Enlace de interés: http://www.arasaac.org/  (pictogramas Arasaac).

Autora: Aurélie Miramontes
Técnico atención temprana del CDIAT Villajoyosa

viernes, 14 de septiembre de 2018

DE VUELTA AL COLE



¡Ya estamos de vuelta!

“Rutina”, “horarios”, “sesiones”, “extraescolares”, “hábitos”, “regreso”… son palabras muy conocidas durante este mes de Septiembre, a la vez que expresiones como; “qué grandes están”, “pero qué mayores”, “qué alegría por verte”, … y un largo etc. Pero lo que más destacamos desde APSA, es que estamos rebosantes de emociones y sensaciones positivas por el inicio del curso 2018/2019.

Las vacaciones ya las dejamos atrás, y ahora notamos sus efectos… y es que todos y todas venimos con las pilas cargadas y con los ánimos renovados para hacer frente a este nuevo curso.

Desde el Blog de APSA: “El árbol que crece, sobre infancia y adolescencia” os damos la BIENVENIDA. Así mismo, os informamos que el blog regresa con un mayor entusiasmo y con ganas de tratar y profundizar sobre nuevos e interesantísimos temas; este año en formato bimensual.

Os recordamos que podéis escribir y comunicaros con el blog a través de nuestra siguiente dirección, y estaremos siempre felices de atenderos:























Preparados, listos, ya…  comenzamos!!!!
















jueves, 26 de julio de 2018

SEGUIMOS CRECIENDO!!!




Llega el final de todo un curso, y como cada año pensamos que “este” ha sido el mejor. Pero es que sin duda lo ha sido, seguimos disfrutando y divirtiéndonos con nuestra fiesta de navidad, a pesar de que el tiempo atmosférico nos tenga en vilo hasta el último momento, continuamos exponiéndonos en nuestras asambleas anuales y aprendiendo de relatos en primera persona de nuestras familias, perseguimos día a día con nuestro niños y niñas la grandeza de nuestro trabajo, con sus logros y sus metas conseguidas y también con las que se han quedado en las puerta para ver la luz, convencidas de que pronto llegarán.
Hemos logrado metas inalcanzables “conseguir un CDIAT subvencionado”, sueños inimaginables “ganar el concurso de la Fundación Infantil Carrefour,  a nivel nacional”, convenios impensables con un sinfín de entidades colaboradoras y un largo larguísimo etc. que nos faltarían páginas para enumerar.
Sin duda damos las gracias a todas las personas que lo han hecho posible, en mayor o menor medida aportando y entregando parte de su corazón.

A continuación despedimos nuestro blog hasta Septiembre con las palabras de nuestra querida Directora Técnica Mª José Juan Vera, persona de la que día a día seguimos aprendiendo de nuestra profesión, que nos trasmite experiencias, vivencias, contenidos, valores, entusiasmo por lo que hacemeos, etc.
Porqué tú nos ayudas a seguir creciendo.


Cuando en el año 2012 comenzamos a trabajar en este bonito proyecto llamado El árbol que crece, el objetivo era poner en valor todos los conocimientos técnicos que atesoraba el Área Educativa de APSA, fruto de la experiencia, formación continua y capacidad de su gran equipo de profesionales. Queríamos además establecer una nueva vía de comunicación con las familias, más cercana y directa, mediante la que pudiéramos hacerles llegar nuestro asesoramiento en aquellos temas que más les preocupaban.

Seis años después los que, de una u otra forma, nos sentimos parte activa de este blog, podemos estar muy satisfechos de los logros conseguidos, tanto por el nivel de las publicaciones (más de 200 a día de hoy), como por la implicación y el cariño derrochado por el equipo interno y externo de redactores y colaboradores.  Por ello, me gustaría dar la enhorabuena a todos los que lo habéis hecho posible y agradecer a nuestros fieles lectores su constancia y sus valiosísimas aportaciones y sugerencias.

El árbol que crece, fue un nombre fruto de la reflexión del primer equipo de trabajo de este blog. Un título muy especial, metáfora de muchas cosas…  Refleja muy bien la propia evolución de los niños y niñas del Área Educativa, que avanzan con firmeza gracias al trabajo de familias y profesionales pero también, es un símil de la propia evolución de APSA.  Y es que con el paso del tiempo,  y sin perder la referencia de nuestros valores y nuestras raíces, hemos ido creciendo de forma lenta pero segura y cada año brotan con energía nuevos proyectos que mejoran la calidad de vida nuestras familias.

Me siento muy orgullosa de formar parte de este árbol, cada vez más frondoso, capaz de dar frutos inimaginables y de una firmeza resistente a cualquier tipo de adversidad. Su fuerza, reside en todos nosotros, familias, usuarios y usuarias, compañeras y compañeros, socios y socias, entidades colaboradoras, amigos y amigas de APSA… A todos y a todas, gracias de corazón por haber hecho crecer este árbol!



Mª José Juan Vera
Directora Técnica  APSA

miércoles, 11 de julio de 2018

LA IMPORTANCIA DE LA HIDROTERAPIA



¿Qué es la Hidroterapia?

Es una parte de la fisioterapia que  tiene como objetivo el uso del agua como elemento terapéutico. De manera individual con las técnicas específicas empleadas  buscamos un trabajo más global donde conseguir metas físicas, psíquicas y funcionales.

Lo que puede empezar como una actividad motivadora se puede transformar en una de las mejores formas de trabajar el aspecto psicomotor.


¿Cuáles son las propiedades del agua?

El medio acuático presenta ventajas especiales, debido a sus propiedades físicas y se resumen en las siguientes: hipo-gravidez, que facilita la descarga del peso corporal en función de la profundidad; resistencia hidrodinámica, que permite el trabajo muscular; presión hidrostática, que favorece la circulación sanguínea; la termorregulación y el equilibrio muscular debido a la participación de la mayor parte de la musculatura.
Por lo que el ejercicio acuático aumenta las posibilidades terapéuticas de los niños con dificultad de movimiento y da oportunidad de experimentar mayor libertad y mayor autonomía.
Hoy en día los profesionales en este campo damos mucha importancia a la práctica de habilidades nuevas en entornos más naturales como es el caso del medio acuático, para que los aprendizajes sean automatizados y puedan proyectarse a cualquier otro entorno.


El servicio de hidroterapia en APSA:

En APSA realizamos sesiones de hidroterapia individuales de media hora de duración. Las sesiones las realiza una fisioterapeuta pediátrica especializada en hidroterapia, y en muchas ocasiones son acompañados por sus familiares. Durante todo el curso se han beneficiado niños y niñas con distintas capacidades y edades que dependiendo de sus posibilidades hemos ido trabajando para conseguir los distintos objetivos propuestos en cada caso de manera individual.


¿Qué podéis hacer vosotros este verano?


      1 - Familiarización con el medio:

Es importante que la adaptación sea progresiva, sobretodo los primeros días, ya que al principio pueden aparecer miedos, fobias o inseguridades al agua:

     -  Sentarnos en el bordillo, mojarnos  y jugar antes de entrar.
     - Que el adulto entre primero.
     - Dar seguridad y no sobreproteger.
     - Utilizar juguetes que le sean familiares.

      2 -Entradas al agua:
De manera progresiva:                 

     - Sentarse en el bordillo y anticipar qué vais a introducirles  al agua.
    - Sentado o sentada en el bordillo esperar a que se vea capaz para tirase y esperarles con nuestros           brazos abiertos para recibirles en el agua.
    - De pie con ayuda de las manos.
    - De pie sin manos dando un salto grande.

      3 -Tipos de agarre:
En las fotos observaremos algunos de  los distintos agarres que podemos ofrecer, recordar dar soporte pero no sobreproteger, hay que ayudar y facilitar el movimiento y  favorecer su autonomía:

 

 


     4 -Favorecer primeros desplazamientos:
Con ayuda de vosotros o vosotras o de algún material de flotación empezar a practicar mover las piernas y los brazos para alcanzar algún juguete, ir al bordillo o ir a buscar algún familiar,…

     5 -Iniciar el control respiratorio:
Conforme vayáis viendo que el niño o la niña se encuentra más cómodo o cómoda podéis introducir el trabajo respiratorio previo a la inmersión.

- Primero hay que empezar a tirarle con cuidado agua por encima de la cabeza y ver su reacción, para ver si están preparados o preparadas para empezar a sumergirles. Le echaremos agua por encima y observaremos si le gusta o si no, si traga agua o si se pone nervioso o nerviosa o abre la boca. En esto hay que tener tacto y paciencia y hacerlo poco a poco y de manera progresiva para que no haya retrocesos. Hay que intentar siempre animarles y motivarles y que sea un juego donde al final disfruten.

- También podéis  empezar a hacer burbujas en el agua pidiéndole que sople.                         

- Si tiene capacidad pedirle que meta la cara debajo del agua y hacerlo atractivo diciéndole:- ¡vamos a ver los peces del fondo de la piscina!

- Si todavía es muy pequeño y no es capaz de hacerlo por el mismo o por ella misma y en la primera fase de echarle agua por encima ha respondido bien y no ha tragado agua  podéis probar con cuidado a hacer pequeñas inmersiones.
Os pondréis al niño o a la niña enfrente vuestra y contareis hasta tres y os sumergiréis vosotros o vosotras primero para prepararles y después volveréis a contar hasta tres y se lo haréis a él o a ella. Nada más salir normalizar la situación  y positivizar diciendo: - Bien, Bravo,….


      6 -Material adecuado de flotación:
Tendréis que ir valorando según las capacidades del niño y la confianza con el medio un material que dé al niño o la niña más o menos ayuda:

- Flotadores con control pélvico
- Chalecos
- Cinturones
- Churros
- Flotador de cuello


Si estáis interesados en conocer más acerca del servicio de hidroterapia podeis poneros en contacto con nosotros y nosotras.


Elena Gil González
Fisioterapeuta del Área Educativa de Apsa y responsable del servicio de Hidrotepia.

miércoles, 4 de julio de 2018

UN “MUNDO SOCIAL”


Vivimos en una realidad compartida, nuestro mundo se basa en relaciones sociales, en interacciones con las personas que nos rodean; todos los días iniciamos conversaciones, expresamos afecto a un ser querido, damos las gracias, hacemos un cumplido, nos quejamos, etc.  En definitiva, el ser humano es un ser social desde que nace, por lo que resulta preciso que desde bien pequeños comencemos a familiarizarnos con estas competencias necesarias para vivir en sociedad, las habilidades sociales.



¿QUÉ SON LAS HABILIDADES SOCIALES?

Las  habilidades sociales son un conjunto de conductas aprendidas que permiten al individuo desarrollarse en un contexto interpersonal expresando sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de un modo adecuado a la situación. Estas son necesarias para la adaptación del individuo a su entorno, influyendo en todas las áreas de la vida (están presentes a nivel laboral, familiar, en cuanto a las amistades, etc.).
Algunas de las habilidades sociales, entre otras muchas, son las siguientes:
  • Asertividad: forma de actuar que permite a la persona expresar sus ideas, sentimientos y derechos sin sentir ansiedad y sin herir a la otra persona.
  • Empatía: capacidad de comprender el punto de vista de los demás.
  • Comunicación: tanto verbal (iniciar una conversación, saludar, despedirse, etc.) como no verbal (expresión gestual o facial adecuada a cada situación).
  • Habilidades para la correcta expresión de sentimientos negativos: saber expresar la ira, la tristeza, la frustración, etc.,  de forma asertiva y no agresiva.
  • Escucha activa: escuchar a la otra persona sin interrumpir y mostrando interés en el discurso. 
  • Disculparse.
  • Dar las gracias.
  • Pedir ayuda.
  • Expresar afecto.
  • Pedir permiso.
  • Realizar bromas de forma adecuada.
  • Resolver los problemas.
  • Decir “no”.
  • Etc.

LAS HABILIDADES SOCIALES EN LA INFANCIA

La infancia resulta un periodo clave para el aprendizaje de estas competencias, influyendo así en un buen funcionamiento psicológico, social y académico. El desarrollo social está estrechamente vinculado al evolutivo, ya que a medida que los niños y niñas van creciendo, sus habilidades sociales mejoran y se amplían: a edades muy tempranas, durante la etapa preescolar, comienzan cambiando el juego solitario por el juego compartido, desarrollan las comunicación verbal e interacción con pares, comparten sus juguetes, saludan, se despiden, etc.  Al mismo tiempo que inician la etapa escolar y se  establecen nuevas relaciones con sus compañeros, comienzan a comprender las normas y a establecer roles sociales,  hacia los 4 años se empiezan a desarrollar las relaciones de amistad, y  a los 5 años pasan a establecer grupos en los que existe una gran implicación, participación y cooperación.


ESTILOS DE COMUNICACIÓN


Además, siempre que se habla de habilidades sociales, es necesario también  decir que existen 3 estilos comunicativos, el pasivo, el agresivo y el asertivo, que cumplen distintas características:


¿CUÁL ES NUESTRO PAPEL?

El trabajo tanto de las profesionales y los profesionales como de los padres y las madres es favorecer el aprendizaje de las habilidades sociales, otorgando un estilo de comunicación asertivo.  Los niños y niñas aprenden cómo deben comportarse, y la mayoría de las veces es por imitación, por ello es muy importante que las personas cercanas al entorno del niño y de la niña muestren modelos adecuados de comunicación, dando un ejemplo de cómo se deben llevar a cabo las interacciones sociales.

PROBLEMAS DERIVADOS DE LA FALTA DE HABILIDADES SOCIALES

Cabe destacar que la falta o el escaso desarrollo de estos aprendizajes a edades tempranas puede desencadenar problemas como la dificultad para establecer relaciones de amistad con iguales, problemas para relacionarse con los demás, baja autoestima, malestar emocional o problemas escolares a nivel de rendimiento o comportamientos disruptivos.

Es necesario educar a los niños y niñas en una forma adecuada de comunicación, para evitar estos problemas y para llegar a un adolescencia socialmente competente.

BIBLIOGRAFÍA

Lacunza, A., Contini, N. Las habilidades sociales en niños y adolescentes. Su importancia en la prevención de trastornos psicopatológicos. Fundamentos en humanidades, 2011.Vol.12

Lacunza, A. Las habilidades sociales y el comportamiento prosocial infantil desde la psicología positiva. Revista Pequén, 2012. Vol. 2, n° 1

Proyecto Equal . Educa Aragón. HABILIDADES SOCIALES: Material didáctico.


Palacios, J., Marchesi, A., y Coll, C. (1990). Desarrollo y Educación: 1. Psicología Evolutiva. 2ª Edición. Madrid: Alianza.

Autora:
Esmeralda Martínez Gonzálvez

martes, 26 de junio de 2018

CICATRICES, ALGO MÁS QUE ESTÉTICA



¿Quién no ha visto o tenido una cicatriz? A través de esta entrada, compartiremos la información más relevante referente a las ya conocidas, sufridas y vistas por todo el mundo, las cicatrices.
               
El organismo, por suerte para nosotros, fue dotado de un alto componente regenerativo capaz de solucionar pérdidas de continuidad en los diferentes planos que este presenta.  Tales pérdidas de continuidad pueden ser producidas de manera accidental (golpes, cortes, caídas etc..) o de manera provocada, siendo la única solución para atajar un problema de mayor magnitud (cirugías).

Una vez perdida la solución de continuidad, el organismo comenzará el proceso de regeneración y recuperación de la misma en el tejido dañado. Este mismo tejido, no es únicamente la parte que nuestros ojos y tacto pueden llegar a ver y tocar, se compone de varias capas, cada una de ellas con sus particularidades y sus complejidades, para poder recuperarse.

En esta entrada abordaremos principalmente las cicatrices que se producen tras una intervención quirúrgica. Tras la incisión que se realiza en una operación, el cuerpo posteriormente debe conseguir unir todas las capas de piel, de tejido fascial, muscular, etc…

En la piel, en el tejido que recubre todas las partes del cuerpo del ser humano, se diferencian distintas capas:

-  La más superficial, EPIDERMIS, la cual nos protege de daños externos contra nuestro cuerpo.
-  La DERMIS, capa intermedia donde encontramos realmente la elasticidad, puesto que está formada por fibroblastos, células que producen las fibras de colágeno, y este aporta resistencia al tejido.
-  La capa más profunda es la HIPODERMIS, donde encontramos un alto contenido de tejido graso subcutáneo.

La reparación de cada uno de estos planos será completamente diferente, tanto en tiempo como en calidad, formando un tejido cicatricial, quizás algo más desordenado que el tejido natural y con cierta pérdida de capacidad contráctil.

El tejido de nueva formación, es creado a través de las diferentes células madre del organismo, las cuales gracias al estímulo del sistema nervioso, concretamente el sistema nervioso parasimpático, conseguirán transformarse en las diferentes células maduras.








En el proceso de recuperación y regeneración tisular, podemos encontrarnos con tres tipos de cicatrices: cicatrices queloides, hipertróficas o atróficas.

En los niños y las niñas en crecimiento, en el periodo desde los 2 años hasta la pubertad, debido al espesor de la piel, a las fuerzas mecánicas del tejido y a la propia curación, pueden darse regeneraciones menos favorables, llegando a producir cicatrices hipertróficas.

Para el comienzo de estas fases, el cuerpo necesita un estímulo, como si una chispa para el funcionamiento de un motor fuera. El estímulo de regeneración viene directamente condicionado por factores externos, como la exposición al sol, la fricción o cambios de temperatura. También diversos factores internos influirán, como por ejemplo la alimentación, factores genéticos, capacidad de síntesis de colágeno, calidad de conductividad del sistema nervioso, capacidad vascular, también en algunos casos la raza. Lógicamente, estos factores individuales juegan un rol importante variando tiempos y calidad del tejido formado.

El cuidado de los factores junto con el estudio de la anatomía topográfica  y combinado con la experiencia clínica llevará a establecer diferencias en el abordaje de estas cicatrices según su localización.

  • CICATRICES CARA Y CUELLO: es necesario revisar las estructuras musculo-esqueléticas (suboccipitales, músculos faríngeos, musculatura de la lengua, atm, hueso hiodes, maxilares…). Concretamente, si está  en formación la arcada dental y el hueso maxilar. Es importante que el funcionamiento de los órganos de la visión, respiración, fonación, masticación, deglución, sea lo más adecuado posible, ya que estos son captores informativos muy importantes.


  • MIEMBRO SUPERIOR (parálisis braquial obstétrica, fracturas de miembro superior, sindactilias,…): pueden generar problemas musculo-esqueléticos, vasculares, déficits de sensibilidad, déficits motores, además de dolor. Cuando hay un problema en una extremidad, a corto-medio plazo es importante que pueda incluirse en las actividades del día a día, ejercitando ese brazo en la medida de lo posible, y a medio-largo plazo, es importante que no aparezcan asimetrías perjudiciales por compensación con esa extremidad.






Foto: Oberlin C, Durand S. Parálisis traumáticas del plexo braquial del adulto por lesiones radiculares. EMC Aparato Locomotor. 2007; 40 (4): 1-12.







  • TORAX (enfermedades congénitas de pulmón, esternotomías, pectus excavatum, quistes del mediastino): producirán restricciones del pericardio, de la pleura, del  mediastino y del diafragma. Por eso es necesario valorar y trabajar la cicatriz como los tejidos y estructuras periféricas. Cabe destacar la importancia del trabajo de esta zona, por la presencia del timo, glándula del sistema inmunitario de especial importancia en niños.


  • ABDOMINALES (apendicitis, invaginación intestinal, hernia umbilical, problemas uroginecológicos,...):se ha de pensar en el cierre correcto de estas capas de piel, y en la tensión que genera en las estructuras subyacentes, ya que de esto dependerá su correcto aporte vascular.




Se ha observado que el trabajo visceral puede ayudar a prevenir las adherencias que se producen tras una intervención quirúrgica, y de esta forma reducir problemas digestivos, obstrucciones intestinales o dolor entre otros casos.

  • MIEMBRO INFERIOR (dismetrías, pies zambos, pies planos, pies equino, fracturas, cirugías multinivel, displasias de cadera,…): tras el postoperatorio, es importante controlar los factores de dolor, inflamación (como en el resto de cirugías) y prevenir deformaciones musculotendinosas y osteoarticulares.


GESTIÓN Y TRATAMIENTO
Para la gestión de las diferentes zonas y estímulos implicados en la recuperación del tejido, tiene un papel muy importante la fisioterapia, a través de diferentes técnicas fisioterapéuticas se mejorarán los estímulos positivos y por tanto la mejor formación de tejido:

-  La aplicación de férulas u ortesis, sobre todo en miembros superiores, inferiores, así como corsés tras cirugías en el tronco.

-  El uso del masaje, el cual disminuye los síntomas físicos de las cicatrices (dolor, picor) y además, influye también en el factor psicológico. Hay técnicas muy sencillas como el movimiento del tejido cicatricial en “z”, la cual puede realizarse en casa de manera muy sencilla, y busca aumentar la movilidad del tejido cicatricial.



Foto: www.espanito.com; aplicación de masaje en “z” desde las dos orillas de la cicatriz con sentidos opuestos.








Es importante realizar una buena reeducación postural de cada niña y cada niño para que haya un adecuado funcionamiento de los órganos internos y de las funciones vitales. El trabajo del diafragma es importante para mantener los desequilibrios de presiones que permiten el correcto funcionamiento a nivel respiratorio y esto mejora la recuperación vascular y linfática.

-  Para conseguir un mejor deslizamiento de cada uno de los planos subyacentes a la cicatriz, se han evidenciado mejoras al trabajar con la terapia de inducción miofascial, la cual busca restaurar el tejido fascial alterado.

-  Además, para una correcta tensión oxidativa de los tejidos afectados, es necesario favorecer una adecuada aportación de oxígeno a los tejidos que lo necesitan, para ello, mediante la terapia de radiofrecuencia se puede estimular la producción natural de colágeno, aumentar la elasticidad de la piel, mejorar la circulación sanguínea y oxigenar los tejidos más profundos, sin dañar a la dermis.

Por lo tanto es importante:

-  Controlar la tracción y el exceso de movimiento en los planos fasciales de la cicatriz.
Vigilar la herida tras la cirugía, realizar las curas necesarias y examinarla.
-  Prevenir anomalías en el crecimiento debido a la contracción cutánea, evitando que aparezcan asimetrías posturales, sobre todo en el plano frontal, como puede ser la escoliosis. Así como en las cicatrices más centrales (hernias umbilicales, cirugías de corazón,…) habrá que asegurar una buena postura en el plano sagital, evitando hipercifosis o hiperlordosis.
Hidratar muy bien la zona cicatricial, preguntar a cerca de la aplicación de cremas dérmicas que favorecen las condiciones de regeneración de las células madre y la maduración de estas. O la aplicación de ciertas vitaminas; por ejemplo, el uso de vitamina E antes y después de la cirugía, ayuda a mejorar la curación de las heridas quirúrgicas. 

Bibliografía:

-  Chamorro Comesaña A, Suárez Vicente MD, Docampo Ferreira T, Pérez-La Fuente Varela MD, Porto Quintáns MM, Pilat A. Effect of miofascial induction therapy on post-c-section scars, more than one and a half years old- Pilot study. J BodywMovTher. 2017 Jan; 21 (1): 197-204.
-  Bove GM, Chapelle SL. Visceral mobilization can lyse and prevent peritoneal adhesions in a rat model. J BodywMovTher. 2012 Jan; 16 (1): 76-82.
-  Sanchez J, Antonicelli F, Tuton D, Mazouz Dorval S, François C. Specificities in children wound healing. Ann ChirPlastEsthet. 2016 Oct: 61 (5); 341-347.
-  García Martínez E. Efectividad de los tratamientos no farmacológicos en cicatrices patológicas, postraumáticas y postquirúrgicas para la disminución del prurito, el dolor y los síntomas psicológicos: una revision sistemática. 2015: 1-59.
-  Andrades P, Benítez S, Prado A. Recomendaciones para el manejo de cicatrices hipertróficas y queloides. Rev Chilena de Cirugia. Abril 2006: 58 (2); 78-88.

Autora:
Elena López Rovira
Fisioterapeuta APSA CDIAT Villajoyosa