martes, 16 de octubre de 2018

ADOLESCENTES, NUEVAS TECNOLOGÍAS Y CÓMO FOMENTAR SU BUEN USO



Facebook, Twitter, Whatsapp, Instagram…  todos estos nombres nos son familiares, forman parte de nuestra sociedad y, muy probablemente, gran parte de los que en este momento estéis leyendo este  artículo haréis un uso diario de alguno de ellos. Según el Instituto Nacional de Estadística, en el año 2017 en España, el 84,6% de la población de 16 a 74 años hizo uso de las TIC, el dato de población de adolescentes que tuvieron acceso a la red sube hasta el 98%. Esta generación, la llamada “postmilenial” tiene integrado el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en sus hábitos diarios, gracias a ello, se les ha abierto un mundo del conocimiento: información, cercanía a sus personajes famosos favoritos, contacto con sus amistades, etc. Sin embargo, también se ha abierto un mundo nuevo de riesgos a los que hacer frente. Es por ello que los y las profesionales siempre recalcamos la necesidad de controlar la exposición de nuestras hijas y nuestros hijos a las TIC.


LOS RIESGOS


Como ya hemos comentado, estamos viviendo un cambio significativo en la manera que tienen los y las adolescentes de relacionarse con el entorno y con sus amistades. Los niños y las niñas tienen acceso cada vez más temprano a Internet, así como  a las redes sociales, lo que está propiciando que  jóvenes sea a través de las redes, con todo lo que conlleva. En el día a día, aumentan los casos de ciberacoso, en los que tanto en anonimato como la facilidad de difusión pueden llegar a ser armas importantes para los acosadores y las acosadoras.  No es difícil encontrar en los grupos de Whatsapp o en los perfiles de Instagram a jóvenes insultando a otros.


       Por otra parte, la globalización que pone las redes a tu alcance hace que sea sencillo conocer a gente de otros lugares sin salir de casa. Esto permite que muchas y muchos adolescentes mantengan contacto con personas a las que no conocen físicamente, solo a través de Internet.
Teniendo en cuenta la oportunidad que nos brindan las redes para crear perfiles falsos o para mantener el anonimato hace que muchas veces nuestros hijos y nuestras hijas puedan estar hablando con personas que no se corresponden con la realidad, con todos los riesgos que conlleva.

              En los últimos meses además, hemos podido ir conociendo retos o juegos (como la “Ballena azul”) que se les propone a aquellos que quieren llevarlos a cabo pudiendo poner en peligro sus vidas. Si tenemos en cuenta que, evolutivamente, en la adolescencia se vive una etapa de invulnerabilidad autopercibida  y el autonconocimiento, se convierten en objetivos perfectos para  las personas que están detrás de estos desafíos.

                Los riesgos que hemos presentado hasta ahora forman parte de una serie de circunstancias que se pueden considerar externas. Sin embargo, uno de los mayores problemas que estamos encontrando en la actualidad es la ciberadicción.

          Actualmente tenemos tan normalizado en nuestra vida cotidiana el uso de las TIC que no somos conscientes de la línea delgada que separa el uso normal abusivo de las mismas. Es por ello que debemos poner especial atención a aquellos signos de alerta que nos pueden estar indicando que estamos ante una patología por adicción a las TIC: cambios en la relación con amistades y familiares, pérdida de la noción y control del tiempo, cambios en el estado de ánimo, ansiedad, conversación monotemática o falta de sueño entre otros.

              Además, en los últimos años, numerosos estudios nos indican que hay una alta correlación entre el uso de las redes sociales y enfermedades como la obesidad, trastornos de conducta, etc.

PAUTAS PARA HACER UN BUEN USO DE LAS TIC.

Es por todo ello que os dejamos algunas pautas para favorecer un buen uso de las redes sociales en esta etapa adolescente:
  1. Intentad en la medida de lo posible que el uso de las TIC se lleve a cabo en presencia de adultos. Para ello, es recomendable que el ordenador esté en las zonas comunes de la casa o que solo tengan acceso al teléfono móvil cuando estéis presentes.
  2. Cread un clima de confianza en la familia. No juzguéis sus comportamientos, orientadles a que los corrijan. Por ejemplo, si observamos que ha colgado una foto que consideramos inapropiada, animadle a que la retire. Si en ese momento nos enfadamos y les obligamos a tomar otras medidas, es posible que una segunda vez no nos enteremos porque pierdan su confianza en nosotros.
  3. Es importante que conozcan los riesgos, así como ejemplos de niñas y niños a los que les haya pasado.
  4. Es necesario acotar el tiempo que pueden pasar con las nuevas tecnologías. Para ello estableced horario de uso que puedan aumentar o disminuir según su comportamiento diario.
  5. No usar las TIC durante los tiempos de comida o de reuniones familiares.
  6. Es interesante que tengáis de alguna manera acceso a sus perfiles en las redes. Es complicado que nos acepten como contacto por lo que una muy buena opción es hablar con algún primo o prima, hermana o hermano mayor así como de otros familiares cercanos con los que tengan más confianza.
  7. Estad atentos a las señales de alerta nos pueden estar indicando que se está produciendo una situación de riesgo: cambios en el comportamiento, en el estado de ánimo, ansiedad, aislamiento…
  8. Educad en valores positivos, mostrándoos intransigentes con aquellos comportamientos que impliquen faltas de respeto hacia los demás.
  9. Fomentad hábitos de vida y ocio favorables y al aire libre: deportes, cine, manualidades…
  10.  Es imprescindible que como madres y padres, demos ejemplo haciendo un uso responsable de las TIC. 

BIBLIOGRAFÍA

Díaz Ruiz R, Aladro Castañeda M. Relación entre el uso de las nuevas tecnologías y sobrepeso infantil como problema de salud pública. RqR Enfermería Comunitaria (Revista de SEAPA). 2016 Feb 4 (1): 46-51

Agreda M, Hinojo M, Aznar I. Estudio evaluativo del impacto de las nuevas tecnologías en la juventud y adolescencia en la provincia de Granada. Revista Estudios Hemisféricos y Polares. Voluen 7 Nº4 (2016): 61-77.

Arnaiz P, Cerezo F, Giménez AM, Maquillón JJ. Conductas de ciberadicción y experiencias de cyberbullying entre adolescentes. Anales de Psicología vol 32 nº3 Murcia oct 2016.

IMÁGENES

http://chihuahuanoticias.com/?p=150688
http://reporteroescolar.unir.net/2018/los-lisodas/noticias/ciberacoso-ciberbullying/669800227917/
http://educainternet.es/pictures/11933

Autora:
Mari García: Técnica en Intervención Psicopedagógica del CRAE San Vicente del Raspeig.

No hay comentarios:

Publicar un comentario