lunes, 9 de mayo de 2016

RABIETAS vs CRISIS SENSORIAL


¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE UNA RABIETA Y UNA CRISIS O COLAPSO SENSORIAL?

Por lo general, durante una rabieta el niño sabe lo que está haciendo, tiene un objetivo (como por ejemplo, conseguir que le compren un juguete, quedarse más tiempo en el parque jugando…), y hay un componente manipulativo hacia sus padres. Está usando ese momento intencionadamente para conseguir lo que quiere. En este tipo  de situaciones los padres deben responder con cariño pero estableciendo y manteniendo unos límites claros con el fin de evitar dicho comportamiento manipulativo.

En una crisis sensorial, sin embargo, el niño no está controlando la situación, no es consciente, presenta ansiedad y no lo hace con ningún objetivo en particular. Cuando un padre identifica que su hijo es incapaz de controlar sus acciones no sirve de nada que se le castigue. Su respuesta ante esta situación debe ir encaminada a intentar reconducirlo de manera comprensiva hasta un estado de control y calma.

Aunque estos episodios nos desborden, como padres tenemos que pensar que son un signo y que el niño con esta actitud nos está intentando decir que nos necesita porque no tiene las habilidades necesarias para desenvolverse en esa situación.

Por esto es completamente necesario llegar hasta el final y entender por qué un niño está teniendo una rabieta o una crisis sensorial para abordarlo de la manera más eficaz posible.

Si crees que tu hijo puede haber sufrido una crisis sensorial es muy probable que tenga dificultad a la hora de procesar los estímulos que recibe del entorno en su día a día. En ese caso, podéis acudir al CDIAT de APSA para recibir información al respecto y conocer cuál es el mejor tratamiento que ayude a vuestro hijo en esas situaciones.



Bibliografía:

Autora
Laura García Reche
Terapeuta Ocupacional del CDIAT  de APSA, Alicante y Villajoyosa


No hay comentarios:

Publicar un comentario