martes, 26 de junio de 2012

Los mejores juegos para este verano (1)


Si la semana pasada os proponíamos una serie de pautas para que los niños puedan mantener sus rutinas en el periodo vacacional, esta semana la ocuparemos en daros algunas ideas para jugar con los más pequeños desde una orientación pedagógica y a través de juegos sencillos y divertidos.

Como ya comentábamos en la entrada anterior con la llegada del verano y el tiempo libre, tenemos menos obligaciones que nos marquen un ritmo y unas rutinas en las que mantener ocupados a nuestros niños y niñas. Además, se dan situaciones en las que normalmente nos manejamos solos, puesto que ellos están en el cole o en sus actividades extraescolares. Pero ahora hemos de compartirlas, como realizar las tareas del hogar, ir de compras, hacer algún viaje, etc.

Muchas veces los niños son imaginativos y se entretienen solos, pero otras se cansan de todo, “me aburro” nos suele repetir a menudo o simplemente se limitan a ocupar todo su tiempo en juegos poco creativos, como las videoconsolas o en ver la tele.

Si bien es verdad que los niños no tienen por qué estar todo el tiempo jugando, debe haber algún ratito de trabajo escolar, para que no quede todo en el olvido y no se pierdan hábitos, tiempo para el descanso, momentos en los que colaborar en casa…también es cierto que si les hacemos las propuestas de una forma divertida, lúdica, será más fácil que consigamos su motivación y su colaboración.


Aquí os dejamos algunas propuestas que tal vez os ayuden a disfrutar un poco más del verano junto a los más jóvenes de la familia. Acordaos de tener en cuenta en todos los juegos: 

  • la edad de los niños
  • el lugar en el que nos encontramos
  • si estamos solos o hay más gente
  • qué queremos conseguir: que se relajen, que se muevan, que no se les haga larga la espera…
  • su tiempo de atención, cortando el juego o cambiándolo en el momento que empiece a decaer
  • que favorezca, preferiblemente, la cooperación en lugar de la competitividad
  • dosificar las propuestas y reservarnos siempre alguna.
  • Intentar sorprender.

Juegos para viajes.



Aunque el salir de viaje suele ser algo que toman con muchas ganas, pronto empezarán a preguntar “¿cuándo llegamos?”. Puede que hayamos recurrido  al DVD o videojuegos, también sería interesante llevar algunos cuentos, teniendo siempre en cuenta la edad e intereses de los niños. Para los más pequeños les gustarán aquellos que tengan muchas imágenes. Nos vendrá bien para algunas propuestas alguna pizarra mágica o de las que se borran incluso con la mano (tipo Veleda).

Los juegos más prácticos en los viajes son los juegos de observación, como el veo-veo, conocidísimo por todos. Podemos inventar variantes para adecuarlo a la edad de los niños o seguir suscitando interés, en lugar de “veo una cosita que empieza por…”, podemos decir “que es de color…”

También podemos cantar, acompañándonos de CDS o con canciones que conocen. Será divertido cantar la misma canción con una sola vocal, o eliminando una palabra, o decir una palabra y cantar todas las canciones que se nos ocurran que la lleve.

Algo que da mucho juego son las matriculas de los coches, en las que podemos encontrar letras y números, con los que hacer combinaciones para buscar una cifra o palabra. Las reglas las ponemos nosotros y las podemos ir cambiando para seguir generando interés. Por ejemplo, decid nombres de personas con las letras de la matrícula del coche que llevamos delante, o hacer frases con las palabras que hemos formado. Con los números podemos intentar buscarlos correlativamente, primero buscar el uno, después el dos… o bien, haced operaciones para encontrar una cifra dada, por ejemplo, si la matricula es 0375, y el número que buscamos es el 2, tendríamos que hacer 3+7=10:5=2. Para estos juegos nos vendría bien la pizarra. También podríamos llevar unos cartones, tipo lotería, en los que los niños tacharían los números que iríamos encontrando. Alguien podría ir “cantándolos”. 

Otro juego mientras viajamos, sería el reconocimiento de la marca del vehículo, habrá que intentar adivinarlo desde que lo vemos de lejos, cuanto antes mejor.

Tanto si vamos en transporte como si vamos paseando, otros juegos que entretienen son, por ejemplo, una vez que hemos llegado a una ciudad, localizar monumentos, edificios, placas o calles que nos ayuden a conocer la historia de esa ciudad. También podemos hacer una lista de los edificios típicos que podemos encontrar: ayuntamiento, centro de salud, colegio, mercado…para que vayan tachando según los encuentran, también pueden apuntar el nombre de la calle en que lo han localizado.

Otro juego, mientras paseamos o esperamos en una vía pública, es el “Busco, busco”, es una variante de “Coche amarillo”. Cada vez intentamos localizar un objeto o característica (carrito de bebé, pelota, persona con barba, móvil, sombrero, etc.). Habremos de explicar a los niños que mostraremos lo que hemos encontrado con discreción, dando datos de dónde se encuentra, sin señalar, para no ofender a nadie.



Juegos en el restaurante.



Otro momento que a veces se les hace eterno a los niños es mientras esperan a que les sirvan en el restaurante. Un lugar además, en el que no conviene que se muevan mucho. A fin de que la espera no sea muy larga, trataremos de evitar las horas en las que los restaurantes están más concurridos, acudiendo un poco antes siempre que sea posible. Podemos jugar a cualquier juego verbal o de observación, adivinanzas, chistes, veo-veo, ni si ni no…

También podemos realizar juegos de papel y lápiz. En ocasiones podremos utilizar el mismo mantel, pero en otras no, por lo que sería muy práctico llevar a mano unos pequeños blocs de notas y algunos lápices. Con ellos podemos jugar al ahorcado o al tres en raya, muy conocidos por todos. 


El juego de los nombres o “Arriba el lápiz”, consiste en elaborar una lista de nombres de personas, comidas, animales, lugares…y completarla con la inicial que se elija al azar. El que primero termine dice “arriba el lápiz” y el resto de participantes dejan de escribir. Se puntúa según si la palabra escrita la tiene uno o más.

Dibujando, trataremos que el resto adivine lo que estamos haciendo. Podemos complicarlo tratando de explicar mediante el dibujo el título de una película, lo que vamos a hacer, algo que nos gusta, una profesión, etc., a modo de jeroglífico.

También podemos pedirles a todos los participantes a un tiempo que dibujen algo con los ojos cerrados, a ver quien consigue mayor parecido con la realidad, o repetir un dibujo varias veces, tres niños, cuatro árboles… ¡Cuidado con el mantel si es de tela!



En la próxima entrada os haremos llegar nuestras propuestas para jugar mientras hacéis la compra en el supermercado,  para cuando estéis al aire libre y algunas ideas de juegos para incentivar la creatividad de los pequeños.

Autora: Yolanda Baldó Cantó, Técnico de Atención Temprana en APSA.
Fotos: blog.groupon.es, esta-de-moda.es, guarderiasalamanca.com vuelaviajes.com goodforkidsblogspot.com



¿Tienes alguna idea para jugar en el coche o en el restaurante? ¡Compártela con nosotros en los comentarios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario