martes, 30 de abril de 2013

Claves para fomentar la autoestima en la adolescencia


Autora: Pilar Estévez Casellas, Terapeuta de APSA.
Podemos decir que la adolescencia es una etapa de transición que representa la preparación del niño para su ingreso en la vida adulta. Seria el momento en la vida de toda persona en el que decide quien quiere ser.

Sin duda, los padres son capaces influenciar positivamente en el futuro de sus hijos, estos  siempre buscan contar con su aprobación y afecto, más aún en esta difícil etapa de transición.

Desde la infancia, es fundamental la disciplina, los padres han de marcar unos límites que el niño debe aprender a respetar y los padres han de dar ejemplo en ese respeto hacia las normas establecidas por la sociedad y por ellos en su hogar.

Los padres, principalmente, han de esforzarse en mostrarse como un buen ejemplo para sus hijos, si esto ocurre, lo habitual es que sus hijos traten de imitarlos  e incluso superarlos...

La adversidad forma parte de la vida de todos y los niños aprenden de sus padres a enfrentarse a ella o a evadirla.

Si los padres son lo suficientemente maduros como para experimentar las circunstancias adversas como desafíos, sus hijos aprenderán a hacer lo mismo, y afrontarán las situaciones junto a sus personas queridas sin tener que recurrir al apoyo de otras personas que sean perjudiciales para ellos, o sustancias nocivas, actos delictivos…

Desde nuestra infancia, todos merecemos que se nos anime y felicite a causa de nuestros logros, así como que se nos ayude  y motive ante las dificultades.
Vamos a ver algunos consejos para ayudar a reforzar la autoestima en la adolescencia:

-Comunicación sincera:

Los padres han de hablar siempre con sus hijos y mostrar interés por todo lo que les rodea. Así, vamos a poder ofrecerles el apoyo que necesitan cuando lo necesitan. Es fundamental saber escuchar, escuchar todo lo que nos comunican acerca del colegio, amigos, deseos, preocupaciones…

Una fluida comunicación entre padres e hijos es clave para poder fomentar y reforzar la autoestima en la adolescencia.

-Imponer límites:

Un adolescente que no tiene límites, ni reglas o normas que cumplir, se sentirá totalmente perdido y acabará frustrado y con la autoestima baja.
Los adolescentes necesitan tener un hogar en el que haya normas claras y sientan que a sus padres les importan lo que hagan y se preocupan por ellos.

- Practicar deportes en grupo:

Es muy positivo animar a los hijos a practicar deportes de equipo, tales como: futbol, baloncesto, gimnasia rítmica…
En este contexto se relacionarán con sus iguales de una manera sana  y aprenderán a afrontar retos.




-Permitir que explore sus posibilidades:

Hay padres que ante los cambios de la adolescencia se muestran mucho más intransigentes y firmes con sus hijos de lo que habían sido antes por temor a los cambios propios de la adolescencia. Esto puede llegar a ser muy contraproducente.
El adolescente siente que necesita libertad para poder probar las posibilidades que se abren ante él o ella. Es importante poner límites pero no hasta el punto de asfixiar a nuestro hijo y no permitirle nada. Tenemos que encontrar un punto medio en el que nuestro hijo explore su entorno y posibilidades dentro de unas pautas o normas establecidas.

- Proponer retos en las actividades que les interesan:

Si le gustan los ordenadores se le puede plantear que cree él un blog o una pagina web, también juegos en los que desarrolle su memoria o creatividad.
Si le encanta pintar ofrécele que haga las ilustraciones de relatos que le gusten o cree su propio comic, y si le gusta bailar que haga sus propias coreografías…

- Conocer bien a sus amistades:

En esta etapa los amigos son fundamentales para el adolescente. Pero tenemos que vigilar que nuestro hijo no se vea inmerso en un grupo de amistades que disminuyan su autoestima.
Tiene que haber mucha comunicación y ofrecerle todo nuestro apoyo a nuestro hijo, si es necesario se le puede proponer realizar nuevas actividades que le interesen para que amplíe su círculo de amigos y encuentre personas con las que, tal vez, se sienta mejor.


-Seleccionar con cuidado su colegio:

Es fundamental que un niño crezca y aprenda en un ambiente adecuado que potencie su autoestima, que le haga desear dar lo mejor de sí mismo. Elige un colegio que cumpla estos objetivos.

-Haz que su casa sea un entorno seguro:

Nuestro hijo necesita sentirse seguro, saber que hay alguien que le quiere incondicionalmente. La casa debe proporcionar esta seguridad para que el adolescente se sienta apoyado en todos sus pasos y protegido.

-Realizar actividades con nuestros hijos:

Tenemos que continuar siempre realizando actividades en familia, ya sea algún deporte, comidas fuera, paseos,…
Es necesario que dediquemos tiempo a disfrutar en familia y dejar de lado las preocupaciones y riñas para pasar ratos placenteros juntos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario