jueves, 3 de enero de 2013

La importancia de acunar al bebe


Autora: Pilar Estevez, Terapeuta de Atención Temprana de APSA

El bebe necesita que sus padres lo tomen en brazos y lo mezan, sin duda es el mejor regalo que le puedes proporcionar en su primer mes de vida.
Al acunarlo haces que se sienta querido y seguro, lo cual es fundamental en el inicio de su vida.

Pero es importante que evites que se quede dormido en tus brazos al acunarlo porque luego le costará dormirse a menos que lo acunes. Por eso, si teniéndolo en los brazos comienza a cerrar los ojos debes colocarlo suavemente en su cuna para que sea allí donde concilie el sueño.

Sin duda la necesidad de contacto físico con los padres para un bebe es de igual importancia para su desarrollo que el alimento o el sueño.






Vamos a comentaros los efectos beneficiosos que le proporciona al bebe este hábito por parte de los padres:

  • Ayuda a que la comunicación entre los dos ( bebe-papa/ bebe-mama) sea mayor y mejor. Por otro lado, fomenta que los padres se dén cuenta más fácilmente de las necesidades del bebé para así ser capaces incluso de anticiparse a las peticiones del bebé antes de que las realice.
  • El bebe experimenta sensaciones similares a las que tenia cuando estaba en la barriga de su mama, esto reduce su nivel de estrés y se siente más querido.
  • Los bebés lloran menos y se muestran más relajados.
  • Son capaces de dormirse luego con más facilidad y durante más tiempo.
  • Presentan menor número de cólicos.
  • En recientes investigaciones se comprueba que mejoran de manera significativa su memoria.
  • Su sistema muscular adquiere mejor tono.
  • Favorece su adecuada respiración y por lo tanto también su oxigenación.
  • Proporciona ayuda al sistema digestivo para asimilar los alimentos.
  • El balanceo y el estimulo del movimiento aumenta su desarrollo neuronal.
  •  El bebé en los brazos de sus padres se siente emocionalmente amado, protegido y confiado. Aumenta la interacción con sus padres y con los demás porque participa en aquello que están haciendo sus padres, ayudándole a fomentar su autoestima.
  • Al gastar menos energía llorando para demandar sus necesidades, puede invertirla en aprender de su entorno y mejorar su desarrollo.
  •  La depresión postparto se detecta mucho menos en madres que acunan con frecuencia a sus hijos. La frecuente estimulación hormonal que llevar al bebé causa, permite que la madre tenga un nivel alto y constante de hormonas que la tranquilizan.
  • Psicológicamente hace que tu manera de pensar este más centrada en tu hijo y no en ti misma. Además, al conocerle mejor te muestras más segura de las decisiones. Tienes claro que no necesitas del último modelo de carrito ni un aparato sofisticado para calmar a tu bebé.



No hay comentarios:

Publicar un comentario