lunes, 5 de marzo de 2018

6 DE MARZO DIA EUROPEO DE LA LOGOPEDIA


“YA HABLARÁ”



Desafortunadamente, seguimos escuchando aquello de “ya hablará, aún es pequeño, es que no quiere, yo también comencé a hablar tarde…” y un sinfín de comparativas y opiniones “tranquilizadoras”. Realmente, ¿es necesario esperar?, cuando un niño o niña cumple los dos años de edad ya posee alrededor de 50 palabras y comienza a ser un pequeño o pequeña parlanchina.

A partir de la semana 27 de gestación, los bebés pueden percibir los sonidos de su entorno. Desde su nacimiento se preparan para la adquisición del habla, comunicándose con el adulto a través de los primeros sonidos. En primer lugar, aparecen las vocalizaciones reflejas (0-2 m), tras ello los gorjeos (2-3 m), el juego vocal (3-5 m), balbuceo reduplicativo (6-9 m), balbuceo no reduplicativo (a partir del 9º mes) y las primeras palabras con significado en torno al año. A lo largo de este primer año, su capacidad de comprensión y comunicación no verbal se desarrollará antes que la expresión, pero llegado a este punto el ritmo de adquisición del habla aumentará a pasos agigantados.

Si intuimos que el lenguaje no lleva un desarrollo adecuado esperar no es la solución. Un niño o una niña no decide cuando hablar en un desarrollo típico del lenguaje. En los servicios de Atención Temprana podemos encontrar profesionales especializados que pueden ayudarles ante cualquier duda, actuando también de manera preventiva. Actuar a tiempo es importante.
Siempre tendremos en cuenta que cada niña o niño es único y existe variabilidad ante la adquisición de habilidades del habla y del lenguaje. Ese aspecto dependerá de sí mismos y del entorno que les rodea, sin embargo, el periodo de adquisición de cada hito no debería de excederse en el tiempo siguiendo todos y todas la misma progresión natural. A continuación se exponen los signos de alerta más significativos desde los primeros meses de vida hasta los 6 años.

SIGNOS DE ALERTA




Por tanto, si observáis en vuestros pequeños o pequeñas algunos de estos signos no dudéis en consultar a un profesional especializado que pueda orientaros sobre el desarrollo en el área del lenguaje y la comunicación a estas edades.


Referencias bibliográficas:
Fernández Martín, F. (2013). Escuchemos el lenguaje del niño: normalidad versus signos de alerta. Madrid: Revista Pediatría Atención Primaria vol. 15.

Autora:
Lorena Reverte.
Logopeda del CDIAT APSA Alicante.

1 comentario:

  1. Mi gran orgullo, ignorar esos "ya hablará", "ya bla bla bla ... " que he tenido que oir durante un tiempo ... Gracias Lorena por este gran artículo. Somos ejemplo de una actuación a tiempo antes signos tan evidentes a los que una madre siempre está alerta. Una rápida actuación y una estimulación temprana son fundamentales para favorecer el desarrollo y trabajar en la autonomía de nuestros pequeños campeones. Gracias por la atención que siempre les dáis.

    ResponderEliminar