martes, 22 de julio de 2014

PROBLEMAS EN LA ALIMENTACIÓN INFANTIL Y CONSEJOS PARA SOLUCIONARLOS. PARTE II



Autoras: Ana Miranzo, Logopeda de APSA y Pilar Estévez, terapeuta de APSA.


Continuamos exponiéndoos problemas frecuentes respecto a la alimentación de los niños y el modo de combatirlos:


-El niño come lento: Primero puntualizar que si es en una situación de alimentos nuevos  es normal que las comidas duren más tiempo.
De todos modos, tener en cuenta que el ritmo de alimentación de una persona a otra puede ser muy diferente.

Si nos parece que nuestro hijo alarga mucho el tiempo de las comidas, os recomendamos varias cosas:

-Revisar todos los hábitos de alimentación implantados y ser estrictos en su cumplimiento.

-Evitar todos los distractores que utilicemos para intentar que coma más, están provocando que las comidas se alarguen excesivamente, lo cual tampoco es adecuado.






-Evitar todas las estrategias poco efectivas ya utilizadas (premios, chantajes,…).

-Habituar al niño a que la situación de alimentación se finaliza pasados 40 minutos como máximo.


4-El niño no posee autonomía comiendo: Tener en cuenta que hay una serie de enemigos de la autonomía en un niño a la hora de comer, os los comentamos:

- Transmitir al niño prisas porque se ha comenzado la comida más tarde de lo acostumbrado.

-Perfeccionismo, queremos que lo haga perfecto y en cuanto le cuesta recurrimos a darle nosotros de comer o avergonzarlo.

-Que tenga distractores mientras come, la televisión, juguetes…
 Cuando un niño no posee autonomía comiendo aumenta su actitud de pasividad hacia los alimentos, sus negativas a comer, e incluso baja su autoconcepto.

Para fomentar su autonomía debemos tener en cuenta una serie de pautas:

-Esperar a que sea él quien va hacia la cuchara y no al revés.

-Dejar que toque el alimento si quiere antes de que se lo lleve a la  boca.

-No agobiarse porque se manche comiendo, recordar que la obligación de un niño es mancharse durante las comidas, es absolutamente natural.

-Dejar que decida cuándo ya no quiere comer más alimento.

-Tener en cuenta que puede que hoy coma algo menos, pero mejora su relación con la comida, que es lo fundamental.







En el próximo artículo os comentamos la importancia de fomentar el ejercicio físico en nuestros hijos.











No hay comentarios:

Publicar un comentario