lunes, 8 de febrero de 2016

INTEGRACIÓN SENSORIAL VS ESTIMULACIÓN MULTISENSORIAL



¿En qué se diferencian la integración sensorial y la estimulación multisensorial?

Últimamente se escucha mucho el concepto de sensorial en el ámbito de la atención temprana y esto hace que surja la confusión entre las distintas terapias que existen y utilicemos los términos indistintamente sin saber exactamente a qué se refiere cada una.  Aquí os dejamos una pequeña aclaración:
 
o       Integración sensorial:

La Integración sensorial se basa en modular/regular las sensaciones que llegan a nuestro cerebro y fomentar una respuesta adaptativa a esa sensación percibida. No solo necesitamos proporcionarle estímulos al niño, sino que además es necesario organizar las sensaciones para que él mismo pueda llegar a formar percepciones, comportamientos y aprendizajes. El niño aprenderá́ más, cuanto más en conjunto trabajen los sistemas sensoriales. 

Si queremos trabajar la estimulación vestibular en una hamaca, no será suficiente balancear al niño de forma pasiva, sino que el objetivo es que produzca una respuesta adaptativa a dicho estímulo, como por ejemplo, que se enderece y mantenga la postura para buscar el contacto ocular con el terapeuta. 

Las sesiones se realizan bajo un contexto de juego en el que el niño tiene la posibilidad de elegir el tipo de material con el que quiere jugar y a partir de ahí el terapeuta dirige la sesión con el fin de que desarrolle conductas lo más adaptadas posibles a los estímulos que recibe.
Para ser especialista en Integración Sensorial, el Terapeuta Ocupacional ha de tomar unos cursos específicos en la materia. 

Desde Apsa ofrecemos este servicio con terapeutas ocupacionales especializados en integración sensorial por la por la Universidad del Sur de California y Western Psychological Services. No dudéis en acudir al centro si queréis conocer más sobre la terapia o  si pensáis que vuestro hijo puede necesitar integración sensorial y os informaremos en qué consiste el tratamiento.

A continuación os exponemos algunos signos a partir de los cuales se puede sospechar que hay un problema de  procesamiento de integración sensorial:

- Nivel de actividad muy alto, no puede parar de moverse.
- Hipersensibilidad al tacto: le desagrada tocar ciertas texturas, no le gusta mancharse.
- Evita los juegos muy movidos.
- Hipersensibilidad a los sonidos: le asustan los sonidos muy fuertes.
- Dificultad para usar las tijeras, abrocharse los botones, atarse los zapatos
- Choca con las personas, objetos…con frecuencia. Se cae al suelo y pierde el equilibrio con facilidad.


  

Sala integración sensorial del CDIAT de APSA
 


   o       Estimulación multisensorial: 

La estimulación multisensorial consiste en proporcionar un conjunto de estímulos a personas con discapacidad y necesidades de apoyo generalizado. Se trata de activar los sentidos, actuar sobre las áreas cerebrales para “despertarlos”.
De esta manera se le ofrecen estímulos visuales, auditivos, olfativos, táctiles... a los que no tendrían acceso por sus limitaciones y que permiten mejorar su calidad de vida.

El lugar físico, dónde se desarrolla la estimulación multisensorial, conocido también como sala Snoezelen, tiene una serie de espacios como son el visual, el de proyección, el auditivo, el espacio de olores y gustos, y el espacio táctil que hacen que sea posible trabajar todos los sentidos, buscando el desarrollo libre de la experiencia sensorial, el  disfrute  y la relajación de cada usuario.



Sala Snoezelen
Fuente: Idoia Ponce Lana. http://goo.gl/Syuz9N


Referencias bibliográficas:




Autora: Laura García Reche
Terapeuta Ocupacional del CDIAT de Alicante, de APSA.











1 comentario: