martes, 4 de marzo de 2014

PROTEGER EL BIENESTAR DE LOS HIJOS EN UNA SITUACIÓN DE DIVORCIO



Autora: Pilar Estévez Casellas, Terapeuta de APSA.

De cara a los hijos cuando se produce un divorcio, lo más importante es que la pareja aparque sus diferencias en cuanto a todo lo relacionado con los niños, e intente que este proceso sea lo menos doloroso posible para ellos. 

Esto resulta muy difícil, son muchos los padres separados que no sólo no son capaces de cooperar por el bien y las necesidades de sus hijos, sino que además recurren a manipularlos contra el otro progenitor. Sin duda, esto es claramente perjudicial para los niños y provoca una gran sensación de inestabilidad presente y futura en ellos.

Por otro lado, hay progenitores, que una vez finalizado el proceso de divorcio,  procuran borrar todo recuerdo de su anterior pareja, por ejemplo, no le mencionan y no se interesan en absoluto por acontecimientos vividos por el hijo durante su estancia con él o ella, aunque estos sean relevantes o significativos. Ante esta actitud, los niños no tienen más remedio que aprender a llevar una doble vida, saben que cuando están con uno, no deben existir signos o muestras de la relación que mantienen con el otro.

Tampoco es raro, que la negación del progenitor hacia el otro, se extienda también a su familia, con lo que los abuelos, primos, tíos… que tienen que ver con el otro progenitor, se convierten en un tema de conversación prohibido.

En definitiva, podemos decir que el menor, no ha recibido el “permiso psicológico” de un progenitor para relacionarse libre y adecuadamente con el otro progenitor. Esta actitud provoca que el niño no se sienta aceptado, ya que tiene que ocultar una parte importante de su vida, esto poco a poco va a disminuir su autoestima y seguridad personal.





 

Estas situaciones, se producen con mayor frecuencia cuando la  custodia la tiene un solo progenitor, la cual se suele otorgar a la madre, con mayor frecuencia.

En el próximo artículo os aportamos 12 claves para ayudar a los niños a afrontar la separación.








No hay comentarios:

Publicar un comentario